Paterna

El nombre de Paterna, con esta misma forma, se documenta por primera vez en el Libro del Reparto, en la donación del rey Jaime I a Artal de Luna el 1 de agosto de 1237. También aparece en la Crónica del mismo rey.

Sobre la etimología del topónimo, Joan Coromines apunta que es del latín PATERNUS -A, ‘relativo al padre, paternael . Indica que la –t- intervocálica se ha conservado (y no ha sonorizado en –d-), según la fonética mozárabe. El filólogo Sanchis Guarner es de la misma opinión y en su obra El mozárabe peninsular sitúa Paterna entre los topónimos mozárabes.

La –t- podría ser también una reminiscencia árabe, dado que el arabista Carme Barceló cita Bat arna y qaríya Bat arna (alquería de Paterna) al referirse nuestro topónimo. Coromines recoge los nombres Alpatarní y Albatarní, donde aparece la –t- intervocálica en nombres arabizados a partir del topónimo de nuestra villa.

El nombre Paterna es un nombre valenciano que, de acuerdo con la fonética de nuestra lengua, presenta la e abierta como corresponde a la terminación ern –a (eterna, moderna).

El nombre del municipio, además de coincidir con otros de diferentes comunidades autónomas, está emparentado con distintos topónimos de localidades españolas de la misma o similar raíz latina.

Sobre ello nos ilustra el etimólogo José Luis Gutiérrez Cebrecos, al tratar sobre el topónimo Villapaderne, del que dice que también en este caso se trata claramente de una villa con nombre de propietario latín en genitivo. Y señala que, si bien García Guinea supone una Villa Paternae = ‘villa' (o ‘casa de campo') de Paterna (nombre propio femenino) él se inclina más por Villa Paterni = "la villa de Paterna" (nombre masculino).

En el Principado de Asturias existe también el mismo topónimo, aunque con villa sobreentendido: Paderni (concellos de Oviedo y Navia) que conserva la -i del genitivo Paterni; asimismo, en Galicia aparece el simple Paderne. Sin embargo, el Villapadierna de León parece significar villa paterna (‘herencia de los padres') el mismo que Paterna (en varias provincias), La Pan(d)erna a Langreo (Asturias) y, en Cantabria, el derivado Padiérniga (Junta de Voto).

Concluye que podríamos decir que con Villapaderne está "emparentado" Villamaderne (Álava) < Villa Materni = Villa de Materno. Tanto Paternus como Maternus eran nombres latinos para hombre frecuentes en la península Ibérica.

GENTILICIO DE PATERNA: El gentilicio de Paterna presenta la forma paternero–paternera, forma popular usada en el municipio, y es la forma que recogen la Gramática Valenciana de Manuel Sanchis Guarner (1950), el Diccionario catalán-valenciano-balear, la Gran Enciclopedia de la Región Valenciana (1977), el Diccionario General de Francesc Herrero Pastor (1985), el Diccionario Valenciano de la Generalitat Valenciana (1995) y la Academia Valenciana de la Lengua.

En valenciano hay diversos sufijos para formar el gentilicio: -à: valencià, gandià, quartà (de Quart de Poblet), alteà, alcoià; -í: alicantí, ontinyentí, alcorí (de Alcora), carletí, monoverí; -enc: castellonenc, alcudienc, puçolenc, sedavienc, vila-realenc, vinarossenc, xabienc; -eny: alzireny, alberiqueny, quarteny (de Quart de les Valls).

Y, finalmente, el sufijo –er/-era, muy abundante en nuestra onomástica para formar derivados gentilicios en valenciano. Es el caso de Paterna y de numerosas localidades valencianas. Por orden alfabético podemos empezar por Ador (la Safor), y el gentilicio adorer; Aldaia i aldaier, Burjassot i burjassoter, Benissanó i benissaner, Canals i canaler, Manises i maniser, Massanassa i massanasser, Meliana i melianer, Mislata i mislater, Oliva i oliver, Picanya i picanyer, Quartell i quarteller, Xilxes i xilxer