Barrancos, climatología y unidades medioambientales

La Vallesa se incluye dentro del ámbito orográfico del sistema ibérico y la llanura del río Turia, distinguiéndose en su relieve dos partes. La primera de ellas consiste en un anticlinal que origina suaves lomas en dirección N.O.-S.E. La segunda se extiende por la ribera del Turia ocupando la parte S y E del espacio.

La sucesión de lomas se encuentra atravesada por suaves barrancos que alivian el agua de escorrentía hacia el río Turia, con un régimen de aguas ocasional, más que estacional, y entre los que podemos destacar de Oeste a Este:

  • Barranco Hondo. A caballo entre los términos de Paterna y Ribarroja. Si bien su desembocadura se encuentra en el municipio de Paterna, el tercio inmediatamente superior discurre por el municipio de Ribarroja mientras que los 2/3 superiores lo hacen nuevamente por el de Paterna
  • Barranco de Martinot. Con una longitud de 740 metros, discurre en su totalidad por el Parque Natural del Turia En su desembocadura también podemos destacar la presencia de elementos relevantes del patrimonio cultural como es el Poblado del Bronce de la Lloma de Betxí.
    Igualmente presenta un acueducto, que permite el paso de la acequia proveniente del Embalse de La Vallesa, que consta en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana, aprobado por la Generalitat Valenciana en el Acuerdo de 10 de septiembre de 2002. El humedal está catalogado como nº 43: Embalse de La Vallesa (término municipal de Paterna). Ocupa una superficie de 6,2 hectáreas, localizado entre los municipios de Paterna y Ribaroja del Turia, y se corresponde con un embalse artificial construido para suplir el déficit de agua de los cultivos de cítricos en los periodos secos.
  • Barranco del Rubio y Barranco del Serra. Constituyen uno de los mayores aliviaderos del agua de escorrentía que se recoge en gran parte de las urbanizaciones de la Canyada, La Vallesa y El Plantío en fuertes lluvias.
    El clima de la zona quedaría adscrito al propio de la llanura litoral septentrional de la Comunidad Valenciana, caracterizado por una cierta influencia marítima, a caballo entre la franja litoral y las comarcas del interior presentes en el valle del Turia.

Climatología

La influencia del Mediterráneo se traduce en:

  • Una moderada humedad relativa en el periodo estival, así como un régimen de brisas que suavizan las temperaturas máximas estivales y disminuyen la continentalidad.
  • Una marcada estacionalidad de las precipitaciones, con un máximo destacado en otoño, un débil máximo secundario en primavera y un periodo seco estival de unos 4 meses
  • La temperatura anual media supera en unas décimas los 16 ºC siendo el mes más frío enero, con una temperatura media de 9,5 ºC, y el más caluroso agosto con una temperatura media de 24,1 ºC.
  • Los vientos más frecuentes son los del W con un promedio del 14,1 % y los de E con el 13,2 %. Durante los meses estivales predominan los vientos de componente E mientras que en otoño e invierno predominan los de componente W.

Con todo, podemos clasificar el clima de la zona como semiárido, mesotérmico, con poco o ningún superávit de agua en invierno. Los inviernos son relativamente suaves, con nevadas raras, y los veranos cálidos existiendo un claro predominio de los días de cielo claro sobre los cubiertos o nublados y dándose, en general, un clima más frío y seco que el de la capital debido a su mayor altitud y lejanía del mar.

Unidades medioambientales

En la Vallesa podemos diferenciar 3 grandes unidades ambientales: el bosque, el río Turia y los campos de cultivo.

En primer lugar encontramos las masas boscosas de pinar, donde predomina el Pinus halepensis acompañado de otras especies como el romero (Rosmarinus officinalis), la coscoja (Quercus coccifera), el lentisco (Pistacia lentiscus) etc. La principal representación de este tipo de vegetación la encontramos en la zona de La Vallesa, donde ocupa preferentemente las zonas más accidentadas, reservándose las más llanas al cultivo agrícola.

En segundo lugar encontramos formaciones de matorral, donde predominan los coscojares lentiscares en su desarrollo inicial, presentando como especies más representativas el lentisco, rubia brava (Rubia peregrina) romero, bruguera (Erica multiflora) etc. En la zona de La Vallesa aparece un mosaico de matorrales que se encuentran en diferentes etapas de regresión, siendo frecuente la existencia de tomillares con presencia de tomillo (Thymus vulgaris) aulaga (Genista scorpius) romero y palmito (Chamaerops humilis).

Como tercer y último grupo de vegetación encontramos las formaciones de ribera, que encuentran su máxima representación en la ribera del río Turia. Las formaciones propias de los barrancos corresponden a comunidades de adelfas (Nerium oleander) zarzamoras (Rubus sp.). En la ribera del río Turia, el bosque de galería se ha visto menguado, ocupando su lugar extensos cañaverales. Se trata de un cañar mixto con inclusiones de bosques de galería, encontrando especies tales como la caña (Arundo donax) álamo negro (Populus nigra) chopo canadiense (Populus x canadensis) etc.

Geología

Desde el punto de vista geológico el espacio propuesto se encuadra en el límite occidental de la Unidad Morfoestructural denominada Plana de Valencia.

La P