Servicio arqueológico

SERVICIO ARQUEOLÓGICO MUNICIPAL

El Ayuntamiento de Paterna, cuenta actualmente con un servicio arqueológico, formado por restauradores, dibujantes, operarios especializados, educadores, historiadores, arqueólogo… Desde el momento de su creación en 1983, sus trabajos han permitido descubrir un rico patrimonio oculto bajo nuestros pies.

De esta forma, han visto la luz, la villa romana, el foso y la muralla del recinto fortificado que rodeaba el alcázar árabe, la necrópolis islámica, los dos barrios alfareros medievales, etc.

Este equipo vela por la protección y recuperación de todo el patrimonio descubierto y por descubrir.

HISTORIA ARQUEOLÓGICA DE PATERNA

Paterna es un municipio muy antiguo. El yacimiento de la Lloma de Betxí en el bosque de la Vallesa nos demuestra que nuestros primeros vecinos habitaron junto al Turia hace alrededor de 4000 años, el siglo XX antes de Cristo, en plena edad del Bronce. El Museo de Prehistoria de Valencia expone piezas, fotos y dibujos interpretativos del yacimiento.

Un poco más cerca en el tiempo, en el siglo IV a.C., la civilización íbera habitó en la zona de Despeñaperros, entre Paterna y La Canyada, en el mismo valle del Turia. También se han encontrado restos de cremaciones en un yacimiento de la calle del Cristo, de la misma época.

Recientemente, con los descubrimientos realizados en el solar de la antigua fábrica de Galletas Rio, hemos descubierto que la civilización Romana también formó parte de nuestra historia, concretamente entre los siglos I a.C. y VI d.C.

Sabemos que la cultura islámica, estuvo presente en Paterna, como mínimo a partir del siglo XI, y que posteriormente con la llegada de Jaime I, entre la baja edad media y la era industrial, en la que Paterna destacó por sus Molinos, que aprovechaban la fuerza del agua de la acequia de Moncada, para transformar el arroz en harinas.