Patrimonio arqueológico y didáctica

Desde 1956, diferentes resoluciones y tratados internacionales han recogido en sus recomendaciones u objetivos la aplicación de actividades didácticas como estrategia para la defensa del Patrimonio Arqueológico. En Nueva Delhi 56 se hablaba de “actividades educativas para despertar y desarrollar el respeto del público por los vestigios del pasado”; en Londres 69 se proponían “programas educativos para suscitar y desarrollar en el público el valor del Patrimonio Arqueológico y el peligro de los clandestinos”; y Lausana 90 señalaba “la importancia de la formación de especialistas en programas educativos y su reciclaje”.

En 1992 se firma el Convenio Europeo sobre la protección del Patrimonio Arqueológico en Malta, acordándose desarrollar medidas de fomento de sensibilización pública, “elaborando acciones educativas con vistas a elevar y desarrollar la sensibilización de la opinión pública hacia el valor del patrimonio arqueológico para el conocimiento del pasado y tenga conciencia de los peligros que amenazan este patrimonio”

La declaración de la ONU sobre el Patrimonio Mundial, firmada en Budapest en 2002 confirma en primer lugar la irrenunciable protección del Patrimonio Cultural, para proponer que este desafío ha de acompañarse entre otras medidas de “promover el patrimonio a través de estrategias de educación y concientización”

La orden de 6 de Febrero de 1991 de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana establece que una de las funciones básicas de los museos es “el desarrollo de una actividad didáctica respecto de sus contenidos”. El patrimonio arqueológico es una de las competencias básicas que establece la Ley de Bases de Régimen Local para los muncipios

museo municipal

museo municipal

museo municipal

museo municipal