Coalició Compromís

El ayuntamiento quiere trasladar el mercadillo de martes sin comunicar ni consensuar la nueva ubicación

26.01.2016

 Foto del mercado ambulante de Paterna

Compromís per Paterna exige diálogo con los afectados antes de tomar ninguna decisión que afecte un sector tan amenazado cómo es el comercio local

“A veces todo es tan sencillo como pasear por el pueblo y sentir las demandas de nuestros vecinos y vecinas”. Esto es precisamente lo que pasó el último día de mercadillo en la plaza del Pueblo cuando unos vecinos comentaron al portavoz de Compromís per Paterna, su estupor por la poca capacidad de diálogo que muestra el ayuntamiento. Los comerciantes se quejaban por el hecho de haberse enterado por los operarios del inicio de las obras de remodelación de la plaza del pueblo, y de la decisión unilateral del ayuntamiento de trasladar el mercadillo del martes a la explanada del cohetòdrom de detrás del ayuntamiento. Para los vendedores, resulta indignante que nadie del ayuntamiento se haya dirigido a ellos para preguntarles su opinión sobre este traslado a un lugar dónde en invierno hace mucho frío y sopla excesivo viento. Por otro lado los vendedores del mercado municipal también están sorprendidos y preocupados por una decisión que les quitará clientela un día tan importando cómo es el martes, porque tal y como ha manifestado un comerciante, “los dos mercados nos retroalimentamos”.

Para Compromís per Paterna, desgraciadamente, está convirtiéndose en una práctica habitual que el gobierno local “pase” de todos los mecanismos de participación ciudadana de que dispone Paterna. La organización de izquierdas denuncia lo que consideran una falta de respeto hacia los vendedores, ya sean los del mercado municipal como los del mercadillo del martes. Además recuerdan que dentro de participación ciudadana, Paterna, dispone de un Consejo Sectorial de Comercio, órgano que se creó para la puesta en común de las políticas municipales en temas que afectan el comercio local y también como vía de comunicación bidireccional entre el ayuntamiento y el sector, y al último consejo no se planteó la posibilidad de trasladado del mercadillo. “Los nuevos tiempos piden de nuevas políticas con mayor participación y consenso. Hay que escuchar lo que quiere la ciudadanía y buscar soluciones consensuadas a sus problemas y no gobernar desde la torre de marfil sin comunicarse con nadie” ha declarado el portavoz de Compromís per Paterna, Juanma Ramón.